Este hatchback importado de Tailandia se ubica entre el Etios y el Corolla. La estrategia de la marca japonesa para llegar a nuevos clientes. Se comercializa con una única motorización de 1.5 litro y caja automática CVT de 7 marchas.
Toyota presentó el Yaris, un vehículo que le permite a la marca japonesa seguir ampliando su gama en segmentos de volumen.

Este modelo se había expuesto en el Salón de Buenos Aires del año pasado para medir la aceptación del público local. Y las buenas repercusiones apuntalaron su desembarco en el país desde Tailandia. Se ofrece una sola versión: motor 1.5 de 107 CV con caja automática de siete marchas.

Se destaca por su buen espacio interior, con una distancia entre ejes de 2,55 m, y cuenta con un baúl de 326 litros, que se puede ampliar si se rebaten los asientos traseros.

Cuenta con dirección asistida eléctrica, suspensión delantera independiente, doble airbag, ganchos Isofix para sillas infantiles y una pantalla de siete pulgadas de infoentretenimiento. En tanto, el precio es de $347.000.