En un hecho de violencia por mano propia, siete presuntos ladrones, entre ellos una mujer, fueron abandonados con las manos mutiladas en Tlaquepaque, municipio del occidental estado mexicano de Jalisco, por un autodenominado "Grupo de élite antirratas", y uno de ellos murió.
De acuerdo con Eduardo Palacios, comandante de la Policía de Tlaquepaque, las víctimas podrían haber sido privadas de la libertad previamente, aunque dijo que continúan las investigaciones.

Uno de los agredidos fue encontrado muerto junto a un cartel con un mensaje escrito a mano que decía "Esto nos pasó por rateros", así como advertencias para los ladrones de casas, autos y motocicletas, y a quienes agredan a transeúntes.

Embed
Los otros seis, entre ellos una mujer, fueron hallados sin manos y con heridas a la altura de las muñecas que fueron realizadas presuntamente con machetes.

Además de las heridas por la amputación, que fueron cubiertas con plástico, las víctimas tenían la palabra "rata" pintada en diversas partes de sus cuerpos, según la agencia EFE.

cortaron las manos de ladrones (2).jpg
Palacios refirió que ninguno de los heridos dio más información debido a que "estaban en estado de shock" por lo sucedido.

Los agresores dejaron en el suelo dos bolsas de plástico que contenían las manos que les fueron cortadas a las siete víctimas.

cortaron las manos de ladrones (3).jpg
Los heridos fueron trasladados a diversos hospitales de la zona metropolitana de Guadalajara, capital de Jalisco, para su atención.