El ministro de Desarrollo Urbano porteño, Franco Moccia, anunció que el mes que viene empezarán las obras del Metrobus del Bajo, y en enero la Autopista Ribereña, al presentar ante la legislatura el plan de gastos 2017, de 12.772 millones pesos.

De esa cifra, el 63 por ciento estará destinado a la Villa Olímpica en Lugano, la ampliación de la red del Metrobus, el segundo emisario de la cuenca del arroyo Vega y el Paseo del Bajo, que unirá la Ciudad para la circulación de tránsito pesado.

"En pocos días comenzará la construcción del Metrobus del Bajo, una obra que facilitará la forma de viajar en una zona difícil para moverse. Mientras tanto, el Metrobus Norte y el Centro de Trasbordo Pacífico se completarán en noviembre", adelantó.

Posteriormente, Moccia resaltó una obra que se hará dentro del plan hidráulico del distrito y que contempla la construcción del segundo emisario de la cuenca del arroyo Vega, el que tendrá 8,4 kilómetros de extensión y permitirá duplicar la capacidad de conducción de agua del conducto principal, ya existente, hasta su desembocadura en el Río de la Plata.

Por último, el funcionario anunció que el próximo 2 de enero comenzará "la construcción del Paseo del Bajo, la obra vial más importante de los últimos 50 años y permitirá unir las autopistas La Plata y 25 de Mayo con la Autopista Illia, ordenando el tránsito pasante de camiones en una de las zonas más congestionadas de la Ciudad".

La exposición del funcionario se dio ante la comisión de Presupuesto de la Legislatura, donde se debate el proyecto de gastos del Ejecutivo para el 2017 y ante la cual está prevista la presentación durante dos semanas de los distintos ministros para informar en detalle de la ejecución presupuestaria para el año próximo.

En ese marco y con la presencia de más de 30 legisladores, Moccia destacó que para el ejercicio de 2017 necesitarán 12.772 millones de pesos, de los cuáles el 63 por ciento de este total "se destinará a inversiones en proyectos con beneficios para los vecinos".

Puntualmente, indicó que las principales partidas estarán destinadas a la construcción de los 32 edificios que integrarán la Villa Olímpica que albergará a los deportistas que en el 2018 compitan en los Juegos de la Juventud; y que posteriormente pasarán a ser viviendas sociales.

Al explicar los trabajos del Viaducto del tren San Martín, afirmó que para 2023 no habrá ninguna barrera en la Ciudad de Buenos Aires. Este proyecto creará 21 pasos a nivel, 11 donde hay barreras y 10 donde hay calles cortadas.

Sobre el subterráneo, el funcionario confirmó que el Gobierno porteño seguirá insistiendo en el aumento de la tarifa, puesto que consideran que hay dos maneras de afrontar el costo operativo, "una es que lo pague el que lo usa y la otra es que lo paguen todos los vecinos de Buenos Aires, lo usen o no".

En tanto, explicó que mientras los usuarios del subte pagan, por medio del boleto, 100 millones por mes, todos los vecinos de la Ciudad afrontan un gasto, por medio de impuestos, de 200 millones. Además agregó que la tarifa hace dos años y que para recuperar lo perdido "va a pagar más el que lo usa que los vecinos que no".