La obra pertenece al artista Julio de Sosa y muestra al ex presidente uruguayo y a su mujer "como Dios los trajo al mundo". "La orden de descolgarla vino de arriba", aseguró la dueña de la galería en la que el cuadro era exhibido.
Topolansky Mujica pintura.jpg
Las dos figuras recuerdan a José Mujica y a su esposa, Lucía Topolansky, quienes fueron representados desnudos como Adán y Eva.

La obra fue levantada este miércoles por orden policial, según informó en diálogo con el diario uruguayo El País la propietaria de la galería donde estaba siendo exhibido, Diana Saravia.

El cuadro estaba en exposición desde la semana pasada. "Me pidió permiso para que la podamos exhibir en la galería y le dije que sí porque me parece divertido lo que hace", dijo Saravia. "Me gusta, me parece diferente y tengo la tesitura de tener obras acá que si bien no gustan a todo el mundo o no están perfectamente realizadas, las expongo a mi criterio, si me gustan".

"Colgamos la obra y cada vez que lo hago la difundo por las redes sociales", contó la galerista. "El martes a las ocho de la noche aparecieron dos policías que vinieron a citarnos a declarar ante el comisario en Jefatura". Cuando concurrió a la sede policial, dice, "me pidieron que por delicadeza la obra fuera descolgada", dice. "Y un pedido de la policía lo cumplo".

De acuerdo a Saravia, en Jefatura les informaron "que la orden era de arriba, que no había una denuncia y que la orden era de una jueza de noveno turno", afirma Saravia.

Mujica Topolansky.jpg
La obra en cuestión mide un metro de alto y en ella se "representa el Paraíso con dos personas que se parecen mucho a Mujica y Topolansky", dice Saravia. "Seguramente están inspirados en ellos y el artista lo hizo como un homenaje, dibujados en el jardín de su casa en Punta Yeguas".

En la obra los personajes están desnudos "porque Mujica habla mucho de la austeridad, que él no lleva nada y no tiene nada", comenta Saravia. Sobre las ramas del timbó hay una comadreja "que representa su pasado clandestino"; una lechuza, que representa la "claridad y sabiduría de Mujica", un hornero que trabaja la tierra como el expresidente y un benteveo.

También aparece la perra Manuela "que representa la fidelidad y su cariño a una perrita de tres patas" y Lucía tiene en su mano una manzana dorada que en la mitología "estaba reservada a las personas sabias y viurtuosas", además de otros símbolos como una planta de marihuana. Esa descripción, dice Saravia, se la pasó el propio De Sosa vía WhatsApp.

Este miércoles la galerista esperaba que el artista se llevara su obra, en tanto que varios colegas mostraron su sorpresa y rechazo en las redes sociales.