Las denuncias las hicieron los propios vecinos. La Agencia Gubernamental de Control porteña inspeccionó una totalidad de doce locales, y más de la mitad fueron inhabilitados.
En base a quejas de varios propietarios de la zona, inspectores de la Agencia Gubernamental de Control acudieron al barrio porteño de Liniers donde tras revisar doce locales, en su mayoría relacionados al rubro alimenticio, terminaron clausurando siete.

El operativo se realizó en la intersección de Gana al 100 y Viedma al 6800/6900. Lo grave de esta situación es que la mayoría correspondían a rubros alimenticios como: Café – Bar, Pizzería y Supermercado, lo que podría haber tenido consecuencias graves en los clientes.

Cucarachas
Falta de limpieza en general, vectores vivos (cucarachas) en las cocinas, grasa en campanas extractoras, sólo son algunas de las faltas que tenían estos locales en cuanto a su higiene, que tampoco contaban, en su mayoría, con la habilitación correspondiente.

Además, según el informe de quienes encabezaron el operativo, los comercios carecían de matafuegos, disyuntores y seguro de responsabilidad civil, lo que genera un grave peligro en cuanto a la seguridad nuevamente de los clientes, pero también de los empleados.

Casa comida Liniers clausura
<i>Los locales que fueron inhabilitados resopondían en su mayoría al rubro alimentos</i><br>
Los locales que fueron inhabilitados resopondían en su mayoría al rubro alimentos