Se trata de Martín Fumarola, un hombre que desde el 2008 adquiría pasajes a través del sitio web de la aerolínea. Compró 30 pasajes con tarjetas de créditos de otras personas a un costo de más de 30 mil pesos.

La Cámara Federal porteña dejó al borde del juicio oral a un hombre que desde el año 2008 adquiría pasajes por Aerolíneas Argentinas a través del sitio web, abonando con diferentes tarjetas de crédito, compras que luego eran desconocidas por los titulares de los plásticos.

La maniobra generó que la firma Aerolíneas Argentinas S.A. debiese realizar un contracargo de los pasajes emitidos, produciéndose con ello un fraude al Estado, según el fallo de la Sala I de la Cámara.

El hombre, Martín Fumarola hizo unos treinta viajes durante casi cuatro años y era pasajero frecuente de Aerolíneas hasta que fue descubierto y denunciado por la empresa.

pasajes aéreos

El imputado compraba los pasajes a través del sitio web de Aerolíneas con tarjetas de crédito de otras personas, y solo ponía como verdaderos su nombre y su número de documento.

Los dueños de las tarjetas desconocían el gasto que le llegaba, pero una vez que Fumarola había hecho el viaje.

En el caso de demostró que "el perjuicio total sufrido por la compañía en razón de las reiteradas maniobras de emisión fraudulenta de pasajes por parte de MF ascendió a treinta mil trescientos cincuenta y nueve con cincuenta y ocho centavos ($30.359,58.-)", según el fallo.

Embed

"El hecho de que los pasajes hayan sido adquiridos en su mayoría durante el fin de semana, y luego de las 19 horas, momento en el cual las oficinas dejan de atender, y que sus vuelos hayan sido tan cercanos al momento de la compra, supone, además de no dejar margen a la aerolínea denunciante, un amplio conocimiento del procedimiento de la empresa y un perfeccionamiento de la maniobra para lograr su fin", dice el fallo de Cámara.

En primera instancia, había sido procesado y embargado por 50 mil pesos por el juez Daniel Rafecas y ahora la Cámara confirmó la resolución dejando al acusado de fraude al borde del juicio oral.