Felipe Garrido se hizo famoso este miércoles en la marcha Ni una menos en Santiago de Chile por portar un cartel en el que decía que podía estar desnudo entre mujeres, sin sentir miedo, pero su ex pareja denunció que la habría lastimado físicamente y que también habría maltratado psicológicamente a su hija.
Garrido se llevó todas las miradas en la marcha de ayer al estar con el torso desnudo y un cartel muy progresista que decía: "Estoy semidesnudo rodeado por el sexo opuesto... Me siento protegido, no intimidado. Quiero lo mismo para ellas".

Sin embargo, su ex pareja Francesca Palma señaló vía Facebook que no se portaría igual en la intimidad que en público. "Yo soy madre de la hija que nació de la relación con este individuo, que dice defender nuestros derechos, que por años ha destruido la vida de mi hija y la mía, por la que yo llevo cicatrices en mi cuerpo y en mis recuerdos, al que no le importa que su hija tenga de comer, que tenga estudios, que tenga salud, este mismo hombre que no paga pensión, que desafilió a su hija de la isapre sin avisar, este mismo hombre es el que ha provocado la depresión que afectó a mi hija por muchos años por culpa del maltrato psicológico que le ha dado, sin ir más lejos ayer le correspondía visita y envió un mensaje diciendo que no podía ir a buscarla porque ayer tenía que trabajar, ahora todos sabemos que era para ir a la marcha y no por trabajo".

Embed
"Se desapareció un año, luego llegó diciendo que yo no lo dejaba ver a su hija y trató de que me metieran a la cárcel en reiteradas ocasiones, tribunales no le dio el gusto y nos envió a terapia de la cuales nunca se hizo partícipe y sigue haciéndole un daño a mi pequeña hija que incluso ha hecho dormir en el suelo en un colchón inflable mientras él duerme en una cama. Por favor difundan y no crean todo lo que ven", agregó.