La candidata demócrata a la presidencia de los Estados Unidos superó el miércoles pasado el tercer y último debate contra su rival, Donald Trump, y lo hizo con estilo.
Hillary Clinton se lució el miércoles pasado durante el tercer debate contra Donald Trump, que fue realizado en Las Vegas, Nevada. Pero la candidata demócrata a la presidencia de los Estados Unidos no llamó la atención sólo por sus respuestas sino por el color de su traje.

Clinton, de 68 años, vistió un traje blanco de pantalón y chaqueta diseñado por Ralph Lauren que terminó de cerrar el círculo iniciado en el primer debate presidencial y continuado en el segudo: usó los colores de la bandera estadounidense, como notaron algunos usuarios en las redes sociales.

Embed
Pero si la referencia patriótica no era suficiente para encantar a sus seguidores y convencer a los indecisos, el color blanco en la vestimenta de Clinton también es un guiño para la lucha feminista ya que las primeras militantes por el voto de la mujer eligieron ese color para identificarse.

De hecho, la elección del blanco para la vestimenta de las Sufragistas consta en su declaración de misión de 1913, en la que se explica que "es el emblema de la pureza" y por lo tanto "simboliza la calidad" de su propósito, informó el sitio National Woman's Party.

Como era de esperarse, otros espectadores del debate se tomaron la elección del vestuario de Clinton con algo de humor y la compararon con una discográfica de raperos como Tupac Shakur o Snoop Dogg, que alguna vez estuvo asociada a hechos un poco turbios.

"¿Vamos a seguir haciendo de cuenta que Hillary Clinton no estuvo representando a Death Row Records en los tres debates?", lanzó un usuario con picardía sobre la comparación entre los gangsters y la posible primera presidenta.

Embed