El cuerpo sin vida hallado a fines de mayo pasado cerca de la compuerta del dique Cabra Corral, en Salta, pertenece a Rodrigo Nardi Ríos, el sindicalista de la Uocra que trabajaba en una empresa constructora de Lázaro Báez, en la provincia de Santa Cruz, y que estaba desaparecido desde abril.
"Peritos del Gabinete de Biología Molecular del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) pudieron confirmar la identidad del cuerpo hallado en mayo pasado, en la localidad de Coronel Moldes", expresó el fiscal penal, Pablo Paz, de la Unidad de Grave Atentados contra las Personas del Ministerio Público salteño.

Asimismo, reveló que "se hizo un estudio de cotejo genético entre el ADN extraído de los huesos hallados y muestras de dos familiares de Nardi Ríos, análisis que confirmó la identidad de los restos".

Paz explicó que la confirmación de que el cuerpo hallado a la vera de la ruta del dique Cabra Corral, a unos 80 kilómetros de la capital salteña, ya fue comunicada al fiscal federal de Formosa, Luis Benítez.

Embed
El fiscal formoseño había iniciado la investigación por la desaparición de Ríos, de 35 años, en abril pasado, cuando una tía del sindicalista denunció que estaba desaparecido.

"El fiscal Benítez me explicó que los familiares ya fueron informados respecto de los resultados obtenidos por el CIF"
, indicó Paz, quien agregó que "la investigación penal continúa en busca de establecer el o los responsables de la muerte de Nardi Ríos".

En Salta, la investigación se inició en mayo pasado, cuando se registró el hallazgo de un cuerpo en estado de esqueletización en las proximidades de la compuerta del dique Cabra Corral.

Al no poder ser identificado el cuerpo, el fiscal difundió las prendas de vestir encontradas con el fin de relacionarlas con las de alguna persona desaparecida y establecer así su identidad.

Embed
De esta manera, el fiscal Benítez tomó contacto con su par en Salta para constatar si los restos encontrados pertenecían a Nardi Ríos, quien tenía actividad gremial en la Uocra y trabajaba en una empresa constructora perteneciente a Lázaro Báez, en la provincia de Santa Cruz.

Cuando se realizó la autopsia al cuerpo encontrado en Coronel Moldes, se tomaron muestras genéticas que fueron las que luego permitieron realizar el cotejo genético que confirmó su identidad.