El nadador australiano Mack Horton publicó dos fotos suyas en su cuenta de Instagram, de 2012 y una de 2016, con un detalle que un seguidor le señaló. La indicación salvó la vida del deportista.

Un lector encontró la diferencia entre dos fotos subidas por el nadador australano Mack Horton en 2012 y 2016 y lo alertó sobre el tamaño de un lunar: resultó ser cancerígeno.

El seguidor de Horton envió un mensaje al equipo del entrenador que llegó a buen puerto.

"Buen aviso, muy buen aviso", dijo el deportista luego de quitarse el lunar.

Embed

Shout out to the person that emailed the swim team doctor and told me to get my mole checked out. Good call. Very good call.

Una foto publicada por uoʇɹoɥ ʞɔɐɯ (@mackhorton) el