La esposa del atacante, su tía y su abuela -quienes fueron asesinadas esta mañana en una casa del departamento mendocino de Godoy Cruz- perdieron la vida por heridas de arma blanca, de acuerdo al resultado preliminar de los médicos forenses, informaron fuentes judiciales.
El ataque ocurrió este domingo, alrededor de las 9, en una vivienda situada en la calle Entre Ríos 1867, en el barrio Trapiche de Godoy Cruz, departamento cercano a Mendoza Capital, donde Claudia Lorena Arias (31) se encontraba junto a tres de sus hijos menores de edad, su tía Marta Susana Ortíz (45) y su abuela Silvia Vicenta Díaz de Ortíz (90).

Según las fuentes, la vivienda pertenecía a la anciana, conocida por los vecinos como "Doña Ñata", mientras que las otras dos mujeres solían visitarla con frecuencia para cuidarla.
De acuerdo a los voceros, al momento del ataque, Arias estaba acompañada de su bebé de 10 meses, y sus hijos de 11 y 8 años, éste último quien pudo escapar del agresor, esconderse en el baúl de un auto estacionado en la casa y llamar por teléfono celular a su abuela, Miriam Ortíz, para avisarle de lo ocurrido.

El ministro de Seguridad de Mendoza, Gianni Venier, explicó a la prensa que el nene le dijo a su abuela: "Papá mató a mamá".

Cuando la Policía llegó al lugar del hecho encontró a Arias, Ortíz y a "Doña Ñata" muertas y a la bebé y al niño de 11 años gravemente heridos, dijeron los informantes.
Según las fuentes, en la escena del crimen los efectivos advirtieron que antes de huir el agresor había dejado una hornalla de la cocina con el gas abierto y una vela encendida con la intención de generar una explosión e incendio y borrar las huellas del hecho.