Lo dijo el jefe de bloque de diputados nacionales del PRO, Nicolás Massot, al tiempo que vaticinó que en 2017 volverá a aumentar el mínimo no imponible.
Massot aseguró este domingo que el Gobierno va a traducir "una o dos veces por año" medidas que, de manera progresiva, "apunten a la eliminación" del impuesto a las Ganancias".

En ese sentido, el dirigente macrista sostuvo que el proyecto de ley para la modificación de las escalas del impuesto "se va a tratar en noviembre y va a tener vigencia desde el 1 de enero" del año próximo.

Embed

"Con las nuevas escalas no se dejará de pagar el impuesto, sino que se pagará menos. Lo que se hará es bajar las alícuotas", indicó.

Al ser consultado sobre la promesa de la eliminación del tributo durante la campaña electoral de Mauricio Macri, Massot argumentó que "se cumple a medida que se va pudiendo".

"En los cuatro años de nuestra gestión vamos a ir introduciendo una o dos veces por año medidas que, progresivamente, apunten a la eliminación del impuesto", enfatizó.
Así, adelantó: "Seguramente, el año que viene vamos a volver a aumentar el mínimo no imponible y progresivamente a medida que la economía lo vaya permitiendo lo vamos a ir eliminando", mientras justificó: "La promesa de campaña es para una gestión, no para el primer mes de gobierno".

En diálogo con diario El Tribuno, resaltó: "La primera fue apenas ingresamos en el Gobierno, duplicando el mínimo no imponible y dejando fuera del impuesto a más de un millón de personas".

"Ahora lo que estamos haciendo es, como ya el mínimo no imponible está en términos regionales bastante alto, aprovechar el impacto fiscal del Presupuesto que podemos destinar a esta medida para que los que ya paguen, paguen menos porcentaje", puntualizó Massot.

Por otro lado, se refirió al debate en torno al bono pretendido por los trabajadores para fin de año, consideró: "Lo que se hizo es abrir una mesa de diálogo que estipuló una base referencial de dos mil pesos, pero que después debe ser discutida sector por sector contemplando las particularidades".

"A lo que se apunta es a abrir una instancia en donde se cierra la discusión del 2016 para cuando en marzo o abril se empiece a discutir nuevamente se contemple con la inflación de 2017", señaló.

En otro orden, el jefe del bloque del PRO en la Cámara de Diputados afirmó que no hay en el seno del macrismo una "postura unificada" sobre el aborto y que están "abiertos a debatir" proyectos que apuntan a la despenalización de ese tipo de prácticas.

Embed
"Nosotros estamos abiertos absolutamente al debate. Por supuesto que no tenemos una postura unificada como bloque, como casi ningún bloque. Estamos quienes estamos en contra del aborto y quienes están a favor", señaló Massot en una entrevista publicada por el diario salteño.

"El aborto es un tema que siempre está en agenda y permanentemente hay proyectos con estado parlamentario para ser tratados", agregó el joven diputado, pese a que el presidente y líder del PRO, Mauricio Macri se opone categóricamente a la legalización de la interrupción voluntaria de embarazos no deseados.

Por otra parte, Massot salió al cruce de las críticas esgrimidas por sectores de la oposición sobre la supuesta vulnerabilidad del sistema de registro electrónico del voto, que fue avalado con media sanción el jueves por la madrugada en una sesión maratónica.

"Eso lo están haciendo sobre una tecnología de una empresa en particular. En todo caso, puede ser un insumo útil para proteger, si llega a ser cierto lo que se ve en los videos, esta tecnología y salvarla de estas fallas. Que eso se pueda hacer con una tecnología en particular, de ningún modo invalida la norma", recalcó.