Álvaro Morata le dio el triunfo sobre el final al Real Madrid ante el Bilbao, pero el portugués, quien habitualmente se lleva todos los flashes, pareció no haber quedado muy contento. ¿Qué quiso protestar?
Cuando faltaban seis minutos para el final del duelo por la 9º fecha de la Liga española, el ex delantero de la Juventus empujó la pelota y convirtió el 2 a 1 para el Merengue. Sin embargo, todos se quedaron con el gesto de Cristiano, que levantó el brazo y miró al juez de línea como si fuera un defensor que pide una falta para que anulen el tanto.

¿No le gusta quedar en segundo plano?

Cristiano Ronaldo