Mediante una serie de allanamientos, la Policía Federal detuvo a cinco personas que se aprovechaba de menores en situación de riesgo. También incautaron drogas y elementos de corte.

La Policía Federal atrapó a una banda que engañaba a menores en las calles porteñas para drogarlos, explotarlos y hacerlos participar en fiestas sexuales.

Luego de tres allanamientos, el procedimiento culminó con la detención de los cinco integrantes de la organización. La investigación había comenzado por una denuncia en la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas, mediante el testimonio de una de las víctimas.

Embed

Mediante el uso de cámara Gesell, se constató la veracidad de las declaraciones de los chicos y quedó confirmado que la banda captaba a personas en situación de riesgo y vulnerabilidad, adictas a diferentes drogas (paco, marihuana y cocaína), para llevarlas a un departamento del barrio de Once.

Una vez en el lugar, les ofrecían a los menores todo tipo de sustancias con el objetivo de hacerlos formar parte de las "fiestas privadas", donde eran explotados y sometidos a distintos tipos de abuso.

Además de las detenciones se incautaron de paco, cocaína, y marihuana, elementos de corte y telefonía celular.