Barrabravas de Newell's Old Boys atacaron el domicilio particular del vicepresidente segundo de Rosario Central, Ricardo Carloni, donde robaron dinero y joyas, causaron destrozos y dejaron pintadas.
La vivienda del vice queda en la zona del Parque de la Independencia, cerca del Coloso Marcelo Alberto Bielsa, y el episodio se desarrolló mientras que realizaba la versión del clásico rosarino en el Gigante de Arroyito.

El dirigente se enteró de lo ocurrido cuando regresó a su casa, tras presenciar la victoria de Newell's por 1-0 que logró sobre la hora Maximiliano Rodríguez en el Gigante de Arroyito.

Central Newells