La Organización Meteorológica Mundial hizo saber que nunca hubo tanta cantidad de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera como en 2015, y recordó que el gas permanece miles de años en la atmósfera y todavía más tiempo en los océanos.
Según la organización, la concentración media de la atmósfera alcanzó las 400 ppm (partes por millón) el pasado año.

"La barrera de las 400 ppm de CO2 ya se había alcanzado antes, en algunos lugares y durante algunos meses del año, pero nunca antes a escala global y durante un año entero", agregó este lunes la OMM en su boletín anual sobre gases de efecto invernadero en 2015.

Para esta agencia de Naciones Unidas, el CO2 es el "problema número uno", pues "permanece durante miles de años en la atmósfera y todavía más tiempo en los océanos".

Tráfico 8.jpg

Para el secretario general de la OMM, el finés Petteri Taalas, la lucha contra el cambio climático pasa por "la lucha contra el CO2".

En la actualidad, "el mundo se mueve en la mala dirección", añadió durante una rueda de prensa en Ginebra, refiriéndose al alza permanente del nivel del CO2 en el aire.

El problema de fondo, dijo, "es la voluntad política", pues hay soluciones para reducir las emisiones, y "podemos actuar", enfatizó. En Alemania, por ejemplo, las energías renovables batieron récord de producción.

En 2015, las emisiones de dióxido de carbono registraron un pico a causa, principalmente, del fenómeno climático de El Niño, que surge cada cuatro o cinco años y que provoca el calentamiento del planeta.

Incendio Fabrica Loma Hermosa.jpg
El crecimiento del CO2 se vio acelerado por el episodio de El Niño, según el boletín, un "fenómeno que generó sequías en regiones tropicales y redujo la capacidad de absorción del CO2 por los bosques y océanos".

Esta tendencia al alza continuará en 2016, aseguró la OMM, basándose en las informaciones de la estación de vigilancia de gases de efecto invernadero más antigua, situada en Mauna Loa (Hawái).

Según esta estación, las concentraciones de CO2 "seguirán siendo superiores a 400 ppm en todo 2016 y no volverán a bajar por debajo de este nivel durante varias generaciones futuras".