Un desconocido artrópodo con 414 pies y 200 glándulas venenosas fue hallado en una cueva del parque nacional estadounidense de las Secuoyas, en California.

El inédito milpiés fue encontrado en una cueva del parque nacional estadounidense de las Secuoyas, en el estado de California.

criatura 414 pies y cuatro penes
Además de la increíble cantidad de pies y las 200 glándulas venenosas, cuyo origen aún es un misterio, el invertebrado tiene un aparato bucal de extraño aspecto con una función aún desconocida y un cuerpo cubierto de largos pelos sericígenos.

Asimismo, en la boca del fueron encontradas inusuales formaciones cuya función aún no se conoce.

Y quizá lo más curioso de este diminuto pero peligroso animal no son sus patas o su veneno, sino sus habilidades sexuales: el artrópodo dispone de cuatro penes, que al parecer han evolucionado a partir de sus pies.