El Registro de Comercialización de Bebidas Alcohólicas (REBA), que pertenece al Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, realizó este fin de semana una serie de operativos de control e inspecciones a varios boliches y fiestas de egresados.
Se realizó en Villa Fiorito la clausura de la Fiesta de Egresados llamada "Descontrol Fesst" en el boliche "El Gran Caimán". En la fiesta se encontraron menores de edad consumiendo bebidas alcohólicas e ingreso fuera del horario permitido, además de no tener la licencia del REBA. La invitación a la fiesta fue hecha a través de las redes sociales.

boliches2.jpg
También se clausuró la Fiesta de Egresados realizada en "Priva Club" en San Francisco Solano por no cumplir las leyes 13178 y 14050. Es decir, no contaban con la licencia del REBA, había menores consumiendo alcohol y en horario no permitido.

boliches3.jpg
Además se realizó una serie de operativos en boliches nocturnos. En Quilmes se clausuró el local bailable "Liar". El personal del REBA junto a la policía de la provincia de Buenos Aires desalojaron el lugar ya que se encontraban menores de edad consumiendo alcohol. La ley prohíbe la presencia de menores de edad después de las 23. También, en Quilmes, se clausuró "Ñanduti Disco" por presencia de menores. En todo el operativo se decomisaron 12350 bebidas.

Otra localidad dónde el REBA hizo clausuras fue en Ituzaingó en los boliches: "Algún Lado" por vender bebidas alcohólicas en vasos que no respetan la medida permitida; el "Club de Previas" por ingreso fuera de horario y en "Jana" por ingreso de menores después de la 2 de la mañana. El resto del corredor nocturno de bares y boliches de Ituzaingó se estuvo controlando y notificando.

Todas las clausuras del fin de semana infringen las leyes 14050, 13857 y 13178. Cabe recordar que todos los negocios que venden, exhiben o distribuyen bebidas alcohólicas tienen la obligación de estar inscriptos en el REBA.