"¿Cuál diálogo? En Venezuela no se ha iniciado ningún diálogo", dijo Henrique Capriles Radonski quien en 2012 perdiera contra Hugo Chávez y en 2013 ante Nicolás Maduro las elecciones para acceder al Palacio de Miraflores de Caracas.

El excandidato presidencial venezolano Henrique Capriles negó este lunes que la oposición haya iniciado un diálogo con el gobierno de Nicolás Maduro, tras el anuncio más temprano del emisario del Papa Francisco, Emil Paul Tscherrig, sobre un acuerdo.

Una reunión en Margarita jamás estuvo planteada. Yo me entero por televisión

"¿Cuál diálogo? En Venezuela no se ha iniciado ningún diálogo (...) Ellos pretenden usar la buena fe del Papa Francisco, la buena fe del nuncio argentino, para decir: acá no ha pasado nada", dijo Capriles, líder del partido Primero Justicia, que integra el frente opositor denominado Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Embed

También el diputado Luis Florido, del partido Voluntad Popular -fundado por el opositor encarcelado Leopoldo López-, negó el arranque de un diálogo.

"No ha iniciado ningún diálogo, es incierto que están ya dadas las condiciones para eso", manifestó Florido, presidente de la comisión de política exterior del Parlamento, dominado por la MUD.

Tscherrig anunció, tras un primer encuentro entre delegados del gobierno y de la MUD -representada por su secretario ejecutivo Jesús Torrealba- el comienzo de un "diálogo nacional" para superar la crisis agravada tras la suspensión del proceso de referendo revocatorio contra Maduro.

Embed

"Hoy se ha iniciado el diálogo nacional durante un encuentro entre representantes del gobierno y de la oposición, con el propósito de establecer las condiciones para convocar una reunión plenaria en la isla de Margarita el día 30 de octubre", aseguró el emisario.

No obstante, Capriles aseguró no tener conocimiento sobre ese consenso. "Una reunión en Margarita jamás estuvo planteada. Yo me entero por televisión", expresó.

Embed


Desde el Vaticano, Maduro saludó la "instalación de la mesa de diálogo" y pidió a la oposición alejarse del "camino del golpismo".