Decenas de familias se vieron afectadas por una suerte de vendaval que dañó a Misión San Francisco de Laishí, un pequeño pueblo ubicado a 70 kilómetros de la capital provincial sobre la ruta provincial 1. Afortunadamente, sólo hubo daños materiales.

Un temporal de lluvias y vientos fuertes provocó daños en la localidad formoseña de Misión San Francisco de Laishí. Un vendaval arrancó los techos de unas setenta casas y generó cortes de energía eléctrica.

El fenómeno meteorológico afectó también a localidades del norte de Corrientes y Chaco, donde hubo algunos inconvenientes menores.

Embed

En el caso de la localidad formoseña, la fuerza de los vientos que superaron los 70 kilómetros por hora provocaron la voladura de techos de chapa en decenas de viviendas.

Asimismo, la caída de ramas, árboles y tendido de cables dejó sin energía y servicios de teléfono a gran cantidad de usuarios.