La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, anunció junto al ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, una reforma en el Servicio Penitenciario Bonaerense. "En nuestro gobierno no hay pactos de connivencia", advirtió.
La gobernadora advirtió hoy que "se terminó" el autogobierno de las fuerzas de seguridad y el servicio penitenciario bonaerense y subrayó que la reforma es "mucho más profunda" que el descabezamiento de la cúpula de estas instituciones.

Vidal.png
<i>María Eugenia Vidal durante el anuncio de la reforma en La Plata</i><br>
María Eugenia Vidal durante el anuncio de la reforma en La Plata
"Trabajar por la seguridad de los vecinos, pelear contra mafias, el narcotráfico y el juego clandestino es pelear también contra corrupción y mal funcionamiento de estas fuerzas de seguridad", aseveró Vidal en conferencia de prensa, donde estuvo acompañada por el ministro de Justcia provincial, Gustavo Ferrari.

Tras echar a 132 oficiales del Servicio Penitenciario Bonaerense, la mandataria advirtió que "esta reforma es mucho más profunda. Las purgas no resuelven los problemas, es dar la pelea de fondo en contra de cómo funciona las instituciones".

La mandataria admitió que los cambios en las fuerzas de seguridad "por supuesto entrañan riesgos" y denunció que "había pactos de connivencia" en gobierno anteriores, al tiempo que subrayó que se buscará que "el poder civil tenga mucho más poder de decisión que antes".

Vidal Servicio Penitenciario reformas
DOS EJES

Previo a las declaraciones de Vidal, Ferrari detalló que la reforma que se dará en el Servicio Penitenciario, constará de dos etapas bien marcadas.

  • El primer eje se centrará en el cambio de toda la estructura del servicio penitenciario, y la reforma del estatuto vigente, presente desde 1980 (época de la Dictadura). Entre otras modificaciones habrá cargos por concurso, y una mirada con prespectiva en Derechos Humanos.

    Según precisó Ferrari el estatuto buscará transformar estructuralmente el Servicio Penitenciario en cuanto a derecho y obligaciones de todos los que forman parte de la estructura.

  • En base al porcentaje de que el 43% de los presos que son liberados reincide y vuelven a ingresar, este segundo objetivo apunta a bajar ese índice: "Estamos comprometidos en trabajar por la reinserción de los internos". manifestó el ministro provincial, quien agregó que para eso se pretende reformular "educación en las cárceles".