El lunes por la noche se vivió una de las situaciones más incómodas en el Bailando 2016, en el marco de la medida perimetral que impide que Barbie y Fede se crucen.

Este lunes por la noche, el Bailando 2016 fue escenario de una de las situaciones más incómodas en la televisión. En el marco de la medida perimetral que impide que Barbie Vélez y Fede Bal compartan el mismo espacio físico, la producción llevó a cabo un operativo insólito.

Es que, casualmente, ambos participantes quedaron sentenciados y debían volver a bailar y recibir el puntaje del jurado. Por eso se montó un megaoperativo para cumplir con una medida perimetral elevada por la Justicia.

Seguí leyendo en RatingCero.com.