El auto de "Volver al Futuro", el DeLorean, volverá a fabricarse en 2017 y ya se toman los pedidos para quienes quieran sentirse por un rato Marty McFly.
La firma dueña de los derechos comerciales, DMC, abrió el plazo de preinscripción a través de un formulario en la página web, donde ya se puede acceder para hacerse uno de los ejemplares del auto más emblemático de la historia del cine.

El modelo, que será una edición limitada de menos de 500 unidades, se producirá con piezas originales para que la réplica sea como aquel de 1981.

No obstante, hay modificaciones en el chasis, en la transmisión manual y en los frenos, para subsanar fallas del viejo DeLorean.

Embed
Además, tampoco equiparará el V6 anterior, ya que no se adapta a las normativas vigentes. En su reemplazo habrá otro V6 de mayor potencia.

Se desconoce el precio que podrá tener la reedición del DeLorean, aunque trascendió una cifra cercana a los u$s120 mil.

Pocos saben que DeLorean DMC-12 fue un fracaso comercial. Del coche en cuestión sólo se realizaron 9.200 unidades, todas de acero inoxidable, sin pintura, con capacidad para dos personas y puertas al estilo "ala de gaviota".

Embed
Las primeras 8.500 se hicieron bajo la DeLorean Motor Company, que inició su producción en 1981 en Irlanda del Norte para consumidores estadounidenses y quebró en 1982, después de que su dueño, John DeLorean, fuera arrestado por tráfico de drogas. Las 700 unidades restantes las produjo la Consolidated Industries.

Para Volver al Futuro tuvo algunas modificaciones. La principal está en la parte trasera: se colocó el famoso "condensador de flujos", el dispositivo técnico que permitía los traslados temporales. Además, en cada capítulo aparecían nuevos retoques, como los que se reflejaron en las llantas, o en el techo.