El presidente de Venezueña se refirió a la decisión del Parlamento de ese país de iniciarle un juicio político para determinar su responsabilidad en la ruptura de la continuidad constitucional tras asumir en lugar de Hugo Chávez.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este martes que personalmente irá el domingo a isla de Margarita a la instalación de un diálogo con sus adversarios anunciado por el Vaticano, pese al rechazo de varios líderes opositores.

"Voy a seguir insistiendo en el diálogo y yo mismo voy a ir a la mesa a conversar con todos los actores que estén ahí", aseguró Maduro en un acto con sus seguidores.

El mandatario convocó a una reunión mañana, miércoles, del Consejo de Defensa de la Nación (Codena), integrado por los cinco poderes, para abordar la confrontación política que se ha acentuado en el país en los últimos días.

Frente a miles de chavistas que marcharon en Caracas para manifestarle su respaldo, Maduro indicó que esta reunión se llevará a cabo a las once de la mañana, hora venezolana, en el Palacio de Miraflores, sede del Gobierno.

Explicó además que este encuentro servirá "para evaluar el golpe parlamentario de la Asamblea Nacional y el plan de diálogo para la paz"

NOTA EN DESARROLLO