El presidente Mauricio Macri criticó el paro de los jerárquicos ferroviarios que afectó esta mañana a cerca de un millón de pasajeros. Se refirió además al conflicto entre pilotos y Aerolíneas por el estancamiento de las paritarias: "Aerolíneas le cuesta a todos los argentinos el equivalente a dos jardines de infantes por semana".
El presidente Mauricio Macri cargó con dureza este miércoles contra el paro del personal jerárquico ferroviario que paralizó por varias horas el servicio de trenes en el área metropolitana. El mandatario consideró que esa medida de fuerza "es no entender hacia dónde va la Argentina" y pidió ser "responsables y solidarios" a quienes conducen gremios y empresas.

Al encabezar en la residencia de Olivos el acto de anuncio del pago de la deuda que la Nación mantenía con la provincia de Córdoba por los fondos que se le retenían para financiar a la ANSES, Macri condenó el paro y apuntó que "tenemos mucho que mejorar en transporte de carga y de pasajeros".

Embed
"Por un conflicto con un pequeño gremio de los trenes de carga se paró por varias horas el transporte de pasajeros y eso es no entender hacia dónde va la Argentina", dijo Macri acompañado por el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, y el gobernador cordobés, Juan Schiaretti.

"Todos tienen que entender, los que tienen responsabilidades de conducir un gremio, una empresa, que esta Argentina demanda que seamos todos responsables y solidarios en lo que hacemos", concluyó.

Horas antes el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, había calificado al paro del personal ferroviario jerárquico como una "acción ilegal" donde se "cortaron las vías con piquetes y bloqueó la salida de los trenes de los talleres", lo que impidió "el normal desempeño de sus tareas al 97 por ciento de los trabajadores de Trenes Argentinos, que sí asistieron a sus puestos de trabajo".

Dietrich afirmó en un comunicado de prensa que las medidas realizadas desde medianoche hasta esta mañana por la Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles Argentinos (Apdfa) y que dejaron sin el servicio de trenes a más de un millón de pasajeros, "constituyen delitos y fueron denunciados penalmente por Trenes Argentinos Operaciones ante los juzgados: Juzgado Federal 3 de Morón, Juzgado Federal 7 de la Capital Federal y el Juzgado y Fiscalía Federal de turno en Lomas de Zamora".

Embed
"Cuando hay paro, los empleados ferroviarios no van a trabajar. Hoy el 97 por ciento de los empleados sí fue, pero no los dejaron realizar sus tareas y eso es ilegal. Ya hicimos las denuncias penales correspondientes ante la Justicia. El mecanismo del patoterismo ya no va más", agregó.

Macri además cuestionó el conflicto que mantienen los pilotos con Aerolíneas Argentinas por el estancamiento de las negociaciones paritarias. "Aerolíneas le cuesta a todos los argentinos el equivalente a dos jardines de infantes por semana" disparó en una comparación de dudoso gusto si se tiene en cuenta las presiones privatistas en torno a la aerolínea de bandera. En esa línea Macri podría haber calculado por ejemplo cuantos jardines de infantes le costaron a la Argentina la quita de la retenciones al agro, el pago a los fondos buitre o la política de endeudamiento que adoptó el país.

El mandatario ratificó sin embargo el compromiso oficial de que la línea de bandera funcione brindando "el mejor servicio" para que "en dos años" no genere "nada" de gastos al erario nacional.

"Nos hemos comprometido a que esa empresa que es nacional por decisión de los argentinos tiene que funcionar dando el mejor servicio y, en un período que hemos fijado de dos años, que no le cueste nada ni a los cordobeses, ni a los tucumanos, ni a los chubutenses, como no has costado, porque hoy Aerolíneas nos cuesta a todos los argentinos dos jardines de infantes por semana", señaló.