El Gobierno de los Estados Unidos cree es un agente "no estatal" el responsable de los potentes ataques informáticos que el viernes pasado afectaron a varios de los principales sitios y servicios de Internet, como Netflix, Twitter y Spotify, entre muchos otros.
Así lo afirmó el director Nacional de Inteligencia, James Clapper, quien indicó que los datos apuntan a que "un agente no estatal" está tras los ataques de denegación distribuida de servicio (DDoS), pese a que no descartó por completo la posibilidad de que un Gobierno extranjero haya impulsado las ofensivas, informó EFE.

Los ataques -que fueron al menos tres- se centraron contra Dyn, un proveedor de direcciones DNS, e hicieron caer un número importante de conexiones a Internet en Estados Unidos y Europa y a Twitter, Netflix, Spotify, Reddit, The Guardian y The New York Times, entre muchos otros.

Embed
Esta operación se produce en plena campaña para las elecciones presidenciales estadounidenses del 8 de noviembre, en las que se multiplicaron las acusaciones de intentos de hackear los resultados de los comicios.

En los últimos días, WikiLeaks filtró miles de documentos y correos de John Podesta, jefe de la campaña de la candidata demócrata, Hillary Clinton, en un intento por revelar las conversaciones privadas de la candidata.

Las autoridades estadounidenses ya culparon a Rusia de la filtración realizada por Wikileaks en julio, cuando el grupo publicó casi 20.000 correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata, en los que funcionarios del partido hablan de estrategias para vencer a Bernie Sanders, rival de Clinton en las primarias del partido.