La Asociación de Distribuidoras de Energía Eléctrica, integrada entre otras por Edenor y Edesur, pidieron al gobierno de Macri que incluya en el Presupuesto 2017 la condonación de una deuda por 22 mil millones pesos que mantienen con Cammesa, la empresa controlada por el Estado que administra el mercado mayorista.
A pocas horas de que se realice la audiencia pública que habilitará el tarifazo en las facturas eléctricas en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) la Asociación de Distribuidoras de Energía Eléctrica (Adeera) presentó una nota al gobierno nacional para reclamar la condonación de una multimillonaria deuda que las eléctricas mantienen con Cammesa, la compañía mixta controlada por el Estado nacional y que administra el mercado mayorista (MEM).

Según reveló El Inversor Online este jueves, el pasivo que mantienen las eléctricas con el Estado asciende a los 22 mil millones de pesos que al tipo de cambio actual equivalen a unos 1.500 millones de dólares.

Embed
La nota presentada por Adeera al Ejecutivo que conduce Mauricio Macri lleva la firma de Claudio Bulacio, gerente de dicha entidad y reclama la condonación de ese pasivo. Para ello pide que incluya la eliminación de esa acreencia en el proyecto de Ley de Presupuesto 2017 que se debate por estas horas en el Congreso de la Nación.

"Solicitamos que las deudas que a la fecha mantienen las distribuidoras con Cammesa reciban un tratamiento similar respecto de las obligaciones del MEM previstas en el artículo 15 de la Ley 27.198", propone la carta, a la que tuvo acceso El Inversor Online. Esa norma es la que definió el Presupuesto para 2016: su artículo 15 contemplaba la condonación de las deudas que Nucleoeléctrica Argentina (NASA), la empresa que opera las centrales nucleares, y Entidad Binacional Yacyretá, que opera la represa homónima, mantenían con el Estado.

Embed
Adeera que está integrada, entre otras, por las empresas Edenor, Edesur, Epe (Santa Fe), Epec (Córdoba), Edemsa (Mendoza) y Edelap, fundamentó su reclamo en las distorsiones provocadas por el gobierno de Cristina Kirchner al no permitir la actualización de tarifas.

En ese sentido aduce que el congelamiento de las tarifas no permitió a las distribuidoras cubrir sus costos operativos por lo que se vieron obligadas a suspener los pagos de la factura de energía que compraban a Cammesa. "La responsabilidad de esa situación le cabe al Estado que durante año no permitió que los cuadros tarifarios reflejaron la inflación y la devaluación del tipo de cambio", indica la misiva firmada por Bulacio y agrega: "Se nos hizo imposible pagarle a Cammesa pero porque el Estado no habilitó una mejora de los ingresos de las privados".