Ryan Collins, originario de Pensilvania, accedió ilegalmente a más de cien cuentas personales de Apple y Google, incluidas las de algunas celebridades del mundo del espectáculo y generó un escándalo conocido como el Celebgate.

Un hombre de 36 años fue condenado en Estados Unidos a 18 meses de prisión por la filtración de fotos de famosas desnudas como Jennifer Lawrence o Kate Upton, entre otras, en 2014.

Embed

Entre noviembre de 2012 y septiembre de 2014, Collins envió correos electrónicos a sus potenciales víctimas bajo la apariencia de comunicaciones oficiales de Apple o Google para que le proporcionaran sus nombres de usuario y contraseñas.

Con las respuestas, el hoy condenado accedió ilegalmente a las cuentas y robó información personal, incluyendo imágenes y videos privados que luego fueron publicados en internet.

Embed

La filtración masiva de fotografías desnudas o privadas de celebridades fue conocida como el "celebgate" y afectó desde agosto de 2014 a, entre otras, Jennifer Lawrence, Ariana Grande, Kate Upton, Kim Kardashian, Rihanna, Scarlett Johansson, Mary Elizabeth Winstead y Kirsten Dunst.