Para Nélida Sanguinetti, que tiene 81 años, el martes no fue un día más. Después de años de esfuerzo y estudio, recibió esta semana el diploma otorgado por la Universidad Provincial del Sudoeste en la carrera Desarrollo Local. Ocurrió en la ciudad bonarenese de Coronel Pringles.
En en el acto estuvo el intendente de Coronel Pringles, Carlos Berterret. Según el portal El Orden, la mujer fue destacada en la casa de altos estudios por su constancia y por su impecable promedio. Además, ella misma contó que recientemente fue operada de un tumor y que, a pesar de todo, quiere seguir estudiando para no enfermarse.

abuela se recibió a los 81 1.jpg
"Estoy muy contenta, tengo 81 años y lo digo con alegría. Considero que para el estudio no hay edad y hay que mantener el cerebro en pleno funcionamiento", remarcó Nélida. Y sonriente, añadió: "La verdad, confieso que empecé a estudiar, porque le tengo terror al Mal de Alzheimer. Y uno, al estar ocupado, está obligado a saber, a aprender y a dar el examen. Todo eso hace que el cerebro esté en pleno funcionamiento, porque si no, te vas al muere".

"Tenés que estar a la altura de los otros chicos, que son jóvenes y van con todo el empuje. Ahí es cuando te obligás. Porque muchas veces te dicen que leas un libro para tener ocupado el cerebro, pero si no tenés ganas no lo hacés. En cambio cuando hay una responsabilidad, como el estudio, si ó si tenés que estudiar todos los días", apuntó.

Embed
Además, consultada sobre la posibilidad de que siga estudiando, Nélida dijo que esperará los resultados de una biopsia que le practicaron para extirparle un tumor y luego decidirá. "No sé -expresó- en que terminará todo eso, será lo que Dios quiera. Pero sí, me gustaría seguir estudiando".

"El secundario lo terminé de grande, en el año 1990. Cuando era joven no había podido estudiar y lo hice de mayor. Pero lo que siempre me gustó era Abogacía, pero para mí es mucho", aclaró.

Embed

En diálogo con el portal La Brújula 24, Nélida contó que "fueron muchas materias que apuntan a la organización de una empresa, es una pasión que tengo por los libros". "A la muerte no le tengo miedo, sólo al Alzheimer y por eso hago todo esto", reiteró.