El actor sostuvo que la medida que se le impuso no tuvo ningún sustento, y prepara acciones legales.

El próximo 2 de noviembre vence la perimetral que impuso la Justicia e impide que Fede Bal se encuentre a menos de 300 metros de Barbie Vélez. La misma fue pedida por la defensa de la actriz, después de que se produzca un confuso episodio en un boliche de la Costanera.

Sin embargo, brillaron por su ausencia las pruebas que fundamenten este pedido de perimetral y ante esta situación, Fede prepara un contraataque legal.

Seguí leyendo en RatingCero.com