En una entrevista que trascendió este sábado, el funcionario nacional señaló que en el país "ya pasó lo peor" y dijo que "cada día es más claro que no estamos entrando en una crisis, sino que estamos saliendo de ella", expresó.

"Ya pasó lo peor", señaló el jefe de Gabinete nacional en una entrevista que brindó al matutino La Gaceta de Tucumán, y que fue publicada en su edición de este sábado. Para Peña el país "está viviendo un clima de paz" y que agregó que "las cosas van a mejorar con mucho diálogo entre políticos, sindicalistas y empresarios" y señaló que "la deuda social, en infraestructura y en materia institucional, que nos dejaron fue enorme", y que hoy se "está trabajando para poder saldarla".

"Hay que alejarse de los fundamentalismos. Es una oportunidad que da tiempo para ir haciendo los deberes y tener una situación de superávit para que el futuro endeudamiento sea un 100 por ciento para infraestructura", agregó Peña.

Embed
"Pasó lo más difícil, pero creo que aún falta mucho. Hablamos de niveles de pobreza, de desigualdad y de falta de trabajo. Pero cada día es más claro que no estamos entrando en una crisis, sino que estamos saliendo de ella", añadió.

Respecto a las voces que se alzan para señalar que diciembre suele ser un mes complejo, el jefe de Gabinete opinó que "la Argentina está viviendo un clima de paz y, en ese contexto, no hay razones para pensar que pueda haber problemas estructurales". Y agregó: "Pueden haber algunos focos, como siempre los hay, como todos los días. Las cosas van a estar bien y no hay razones para estar preocupados".