La mujer estaba harta de que su pareja gastara dinero en juegos de azar que no conducían a nada, pero su suerte fue mucho más efectiva, y quizás un poco contraproducente.
Una mujer de Carolina del Norte, en los Estados Unidos, decidió demostrarle a su marido que jugar a la lotería es una pérdida de dinero pero en vez tuvo un golpe de suerte: compró una raspadita y ganó un millón de dólares.

Glenda Blackwell, de 57 años, compró la raspadita de 10 dólares el 22 de octubre en vez de adquirir los dos billetes de la lotería Powerball que le había pedido Buddy, su marido, informó el sitio ABC. "Iba a ser mala y a mostrarle que no había ganado", explicó la mujer.

"A veces me enojo con él y le dijo que está malgastando su dinero", explicó Blackwell sobre el hábito de su marido. Pero su plan tuvo un resultado inesperado ya que ganó el millón de dólares, de los cuales recibirá US$ 415.503 en un pago tras la deducción de los impuestos.

Glenda y Buddy Blackwell anunciaron que aprovecharán su golpe de suerte para pagar la universidad de sus nietas y asegurarse un retiro tranquilo. "Hemos pasado muchas dificultades, pero ahora podemos comprar nuestra propia casa y nuestro propio terreno", reveló.

esposa gana loteria.flv