Una chica de 17 años que participaba de una fiesta privada organizada por sus propios compañeros en la localidad de San Pablo de Reyes, en Jujuy, murió por una aparente broncoaspiración (aspiración accidental de líquidos o alimentos por las vías respitatorias), aunque se sospecha de una sobredosis de alcohol o drogas, ya que fueron demorados 25 jóvenes, todos menores de edad y alcoholizados.
El hecho tuvo lugar en una casaquinta de esa localidad, distante 18 kilómetros de San Salvador de Jujuy, y la víctima fue identificada como Emilce Pérez alumna del colegio "Nuestra Señora del Huerto" de la capital provincial, informaron fuentes policiales

En ese lugar alrededor de las 6 del sábado la joven fue encontrada sin vida por la policía, producto de una aparente broncoaspiración, según el primer informe policial.

Embed
El fiscal Gustavo Araya tomó declaración a varios testigos, entre ellos a algunos compañeros, para indagar sobre la ingesta de bebidas alcohólicas o estupefacientes, a la vez que ordenó exámenes toxicológicos

Por otro lado, busca determinar las responsabilidades en cuanto a quién facilitó el domicilio a los menores de edad, una casa de fin de semana, ya que no contaba con ningún permiso de la Policía para realizar la fiesta privada.

Los chicos se habían reunido en ese domicilio para celebrar el cumpleaños de uno de ellos, pero el festejo terminó en desgracia por la muerte de la estudiante de quinto año, que consternó a toda la comunidad educativa.

Cuando personal policial de la Seccional 54 de Yala ingresó al domicilio no solo encontró el cuerpo de la joven sino a varios jóvenes en estado de ebriedad.

Los jóvenes, momentos antes habían apedreado la fachada del domicilio de un vecino que los acusó de causar "ruidos molestos".

"Había una fiesta descontrolada, con pirotecnia y gente alcoholizada", relató Pablo Bustamante, el vecino que llamó al 911 y luego sufrió el ataque vandálico de los jóvenes a su domicilio.