La ex presidenta se presentará ante la Justicia en el marco de una causa que investiga supuestas irregularidades para favorecer a empresarios. Desde Twitter, Cristina se defendió y cruzó al mandatario nacional.
La ex mandataria fue citada por el juez federal Julián Ercolini, quien investiga el supuesto diseño de un esquema de "beneficios exclusivos" a favor del grupo Austral, propiedad del empresario Lázaro Báez, actualmente detenido por otra causa, por presunto lavado de dinero, en detrimento de las arcas del Estado.

Los fiscales del caso, Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, la acusan de un presunto delito de "administración infiel" y de negociaciones incompatibles con la función pública.

El pasado 21 de octubre, los fiscales remitieron su último dictamen con nuevas pruebas para ampliar la acusación contra la ex presidenta, que este domingo se defendió desde su cuenta de Twitter:

"La obra pública en nuestro gobierno tuvo una distribución horizontal. Estos son los principales contratistas. Auditemos todo", se defendió este domingo la Cristina Kirchner en Twitter, donde publicó una lista de las adjudicaciones durante su mandato y abogó por revisar el conjunto de las licitaciones y no solo las del sur del país, donde el grupo Austral tiene mayor protagonismo.

Embed
Además denunció, también a través de la red social, que el juez federal Claudio Bonadio podría allanar mañana su casa en Río Gallegos y, tras reiterar que es víctima de una "persecución" y de un "circo mediático", consideró que con esa medida el gobierno pretendería "tapar" la "catástrofe social y económica" del país.

Embed

Cristina estaba llamada a declarar el pasado 20 de octubre pero, tras una petición interpuesta por la defensa por el inminente nacimiento de la tercera nieta de la expresidenta, Ercolini resolvió postergar la citación hasta el 31.

La defensa había pedido también anular la indagatoria por considerar que se trataba de una investigación incipiente y que las pruebas de la causa sostienen conclusiones contrarias a las acusaciones de la Fiscalía.

El abogado Carlos Alberto Beraldi, representante de la ex mandataria para este expediente, alegó incluso que hay una "clara intencionalidad política" en la causa.

Durante noviembre está previsto que se presenten para declarar ante Ercolini altos cargos del pasado gobierno, el exministro de Planificación Julio de Vido y los empresarios relacionados con el caso, incluido el propio Báez.