Los 28 países que conforman la Unión Europea, a través de sus comisiones de protección de datos, enviaron un comunicado a WhatsApp y Yahoo en el que exigen que se respete la privacidad de las personas, luego de los episodios de intercambio de información personal entre el servicio de chat y Facebook y de la filtración de datos y espionaje de mails en el que se vio envuelto el portal de Internet.
En el primer caso, las autoridades europeas le solicitaron a WhatsApp -comprada por Facebook en 2014- que deje de compartir información personal de sus usuarios con la popular red social hasta que "las protecciones legales adecuadas estén aseguradas", según el comunicado difundido por la página web de la agencia Reuters.

Como parte de un cambio en sus términos de servicio y política de privacidad, WhatsApp había anunciado a finales de agosto que iba a compartir "cierta información" con Facebook, entre las cuales se incluía el número de teléfono de sus usuarios y la información acerca de la frecuencia con la que utilizaba este servicio de mensajería instantánea.

"Tuvimos conversaciones constructivas con las autoridades de protección de datos, incluso antes de nuestra actualización, y continuamos con el compromiso de respetar las normativas vigentes", aclaró una vocera de WhatsApp.

Embed
Por otra parte, las autoridades europeas también se dirigieron a Yahoo al respecto de la masiva filtración de datos privados de 500 millones de usuarios, un incidente que conocido en septiembre pasado pero que sucedió en 2014.

Esta última compañía también fue interpelada por la Unión Europea por el software que desarrolló para buscar contenido específico en todos los correos electrónicos que recibían sus usuarios, por pedido del gobierno de los Estados Unidos.

En este sentido, las autoridades le solicitaron a Yahoo un informe sobre todos los aspectos de la filtración de datos, y además le pidieron que notifique a sus usuarios respecto de los "efectos adversos" de este episodio.