Lo aseguró el titular de la Aprevide, Juan Manuel Lugones, quien manifestó que el accionar judicial "es patético". Sin embargo, remarcó que el violento episodio no lo hará retroceder en su decisión de intentar que los hinchas visitantes vuelvan a las canchas.

Quince barrabravas de Tigre que protagonizaron el domingo incidentes sobre la General Paz cuando iban hacia la cancha de Lanús y que luego fueron detenidos ya quedaron en libertad, informó el titular de la Aprevide, Juan Manuel Lugones.

"Había 15 personas identificadas como los principales responsables de los hechos y a la noche (del domingo) ya estaban en libertad. Es patético", lamentó Lugones, titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte de la provincia de Buenos Aires.

Embed
El funcionario se quejó del accionar judicial en el caso y adelantó que este hecho no lo hará "retroceder". "Estamos en una lucha contra una mafia del fútbol y queremos que la familia vuelva a la cancha. Estas cosas no nos van a hacer retroceder en el objetivo que nos trazamos", afirmó Lugones.

El presidente de Tigre, Rodrigo Molinos, en tanto, aseguró que expulsarán del club a los socios que hayan estado implicados en los incidentes registrados el domingo al mediodía.

"Si alguno es socio, lo vamos a expulsar. Lo que pasó me da mucha tristeza. Hace tiempo que presentamos la lista del derecho de admisión y estamos a disposición de la Aprevide", concluyó.