El episodio ocurrió cuando Cristina Kirchner salía de los Tribunales porteños. La diputada afirma que hubo animosidad y que la ex presidente desactivó la represión cuando se metió entre la gente.

Embed

La diputada nacional por el Frente para la Victoria Juliana Di Tullio denunció que efectivos de Gendarmería apostados en Tribunales para la declaración de Cristina Kirchner se movilizaron con "un final preciso, que era reprimir", y relató a Radio 10 cómo fue que uno de ellos le pegó.

"Había entre trescientos y quinientos efectivos de Gendarmería con perros, apostados con nosotros y encerrándonos, en doble fila con sus escudos", describió Di Tullio. La diputada afirmó que el clima fue tenso desde el principio pero que empeoró cuando la ex mandataria estaba por salir de su encuentro con el juez Julián Ercolini.

Embed

"En ese momento los gendarmes hicieron como un cierre de círculo. Uno de ellos me tiró de los pelos, yo le gritaba 'soy diputada nacional'. Tienen un uniforme que tiene durezas, me empieza a pegar en uno de los brazos. Habrá durado unos 40 segundos. Me golpeó a puño cerrado en ambos brazos", denunció al describir el forcejeo entre los efectivos y los manifestantes entre quienes se encontraban políticos opositores y Madres de Plaza de Mayo en una camioneta identificada como perteneciente a la agrupación.

"Me golpeó a puño cerrado en ambos brazos"

"En ese momento, Cristina sale del auto para frenar la represión", agregó, y dijo que entonces la ex presidente "decide caminar hasta donde estaba la gente, se mete en el corazón de la manifestación. Eso desarmó el operativo de represión".

Di Tullio afirmó además que nadie del Gobierno se comunicó con ella tras el ataque y apuntó directo contra la ministra de Defensa, Patricia Bullrich: "Es la jefa del operativo".