Además de ser uno de los deportistas más relevantes de la historia moderna, el jamaiquino Usain Bolt siempre se las ingenia para pasarla bien fuera de las pistas.
El atleta de 30 años compartió con sus seguidores el festejo de su noche de Halloween, en la que bailó en un club nocturno con varios voluptuosas mujeres y con las que ensayó uno de los bailes de moda: el twerking.

La fiesta duró hasta altas horas de la madrugada y, bien entrada la noche, Bolt se encargó de publicar una extraña foto que llamó la atención de todos.

usain bolt halloween.flv
"Mis mejores amigos nunca me dejan en paz", ironizó el múltiple medallista olímpico, junto a una imagen en la que se ve un examen de orina para referirse al control antidoping que en teoría se realizó después del festejo.