Por primera vez y acompañada de su hija Malena, la actriz habló sobre su ingreso a una clínica psiquiátrica.

La noticia de la internación de María Valenzuela en una clínica psiquiátrica sacudió al mundo del espectáculo. Lejos de tratarse de una depresión por falta de trabajo como había circulado en un principio, su deplorable estado fue producto de la tristeza que le provocó la muerte de su mejor amigo.

"Llegué a pesar 39 kilos y hasta pensé en morir", reconoce hoy la actriz, ya recuperada, y tapa de la revista Gente de esta semana, donde se la ve mucho mejor, acompañada por su hija Malena.


Seguí leyendo más en RatingCero.com