En la previa del duelo ante el Manchester City por la cuarta fecha de la Champions League, el uruguayo molestó al brasileño mientras se ataba los cordones y, a la vista de Lionel Messi, quedaron cara a cara.

Messi Neymar Suarez
Claro que la exagerada reacción de Neymar fue también en tono jocoso y el entrenamiento siguió desarrollándose sin problemas. De hecho, el tridente más famoso del mundo se lleva a la perfección y lo demuestran cada vez que pueden ante los micrófonos de la prensa.