La cantante británica reveló que padeció depresión postparto y que luchó contra el consumo alcohólico.


Adele realizó una entrevista exclusiva con la revista Vanity Fair, en la que habló acerca de la maternidad, su batalla contra la depresión postparto y la lucha para dejar el alcohol. La cantante británica sorprendió con sus fuertes confesiones que no dejan de generar repercusiones.

"Pienso que lo más valiente es no tener hijos. Todos tus amigos y yo sentimos presión para tenerlos, porque eso es lo que los adultos hacen. Amo a mi hijo más que a nada, pero a diario, si tengo uno o dos minutos, me gustaría poder hacer lo que sea que quisiera, cuando quisiera. Así me siento cada día", remarcó al precisar que por ahora no desea más hijos", comenzó diciendo la artista.

Seguí leyendo en RatingCero.com.