La fuerte actividad eléctrica obligó a suspender la carga de combustible en las aeronaves, por lo que algunas partidas se retrasaron. Las demoras afectaron a unos 20 vuelos.
Los vuelos de las compañías que operan en el aeroparque metropolitano Jorge Newbery sufrieron este martes demoras en sus partidas a raíz de cuestiones climáticas.

El temporal obligó en dos ocasiones a suspender la carga de combustible en las aeronaves debido a la fuerte actividad eléctrica sobre la zona.

La carga de combustible se suspendió entre las 8.10 y las 9.20 y entre las 9.55 y las 10.20. Y si bien en estos momentos el procedimiento se desarrolla con normalidad, las demoras se mantuvieron al menos durante las próximas horas como consecuencia del denominado "efecto dominó", que afectó los vuelos posteriores a los que no pudieron partir.

Embed
Las fuentes indicaron que por "cuestiones de seguridad" cuando se registra actividad eléctrica en la zona del Aeroparque se suspende la carga de combustible, por lo que los aviones no pueden ser repostados y por lo tanto se atrasa su partida y por consiguiente también su retorno a Aeroparque para operar un nuevo servicio hacia otro destino.

Resultaron afectados con demoras de entre 30 minutos y una hora y media alrededor de 20 vuelos.

En tanto esta mañana también por cuestiones meteorológicas, pero en las ciudades de destino, fueron cancelados tres vuelos, dos de Austral, uno el AU 2712 que debió partir a las 8.35 hacia Santa Fe y el otro el AU 2454 que tendría que haber partido a las 10.30 hacia Salta; y el vuelo 4M 4340 de LATAM que debió haber despegado a las 9.30 hacia Bariloche.