Un felino se quedó atrapado en la puerta giratoria de un hospital y cuando lograron destrabarlo médicos del lugar tuvieron que aplicarle técnicas de reanimación.


Apenas mostró señales de vida lo llevaron al servicio de emergencias y quien lo atendió lo adoptó. Ahora se llama Mucize, que significa Milagro en turco, informa RT.
Embed