El titular de Smata, Ricardo Pignanelli, auguró "serios problemas" para mantener los puestos de trabajo en 2017. "Cae la fabricación, no la venta, y eso es lo que más preocupa", aseguró el gremialista.
El titular del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), Ricardo Pignanelli, advirtió que en 2017 puede haber "serios problemas" para mantener los puestos de trabajo debido a la liberación de las importaciones en el sector automotriz.

"Cae la fabricación, no la venta. Eso es lo que más preocupa, porque para fin de año vamos a vender 650 mil autos, pero vamos a fabricar, con mucha suerte, 450 mil. Es decir, están ingresando muchos autos importados. Está creciendo mucho la venta de coches importados y la fabricación no despega", explicó.

En declaraciones radiales, el sindicalista dijo que "día a día" pelean por los puestos de trabajo, pero aseguró que en 2017 la situación del sector puede empeorar.

Embed
"La realidad es el día a día de pelear cada uno de los puestos de trabajo. Hasta ahora lo venimos logrando, lo venimos sosteniendo. Pero para el año que viene, o cambia un poco la situación y los empresarios se ponen a pensar en la Argentina en serio o vamos a tener serios problemas", advirtió.

En este sentido, detalló que el incremento de la venta de autos cero kilómetro se debe "a alta gama y a camionetas, por el crecimiento del campo", pero afirmó que "auto chico no se fabrica más en el país" y que la mayor parte "viene de Brasil".

Si bien admitió que esa situación "empezó el año pasado", aseguró que "se profundizó con el actual Gobierno" porque "está muy liberado el tema de las importaciones".

"No se puede dejar al libre albedrío de las empresas. Todo tiene que tener una regulación, el mundo está regulado. Y acá no hay equilibrios", aseveró.