La Agencia de Prevención de Violencia en el Deporte dictó la resolución a raíz de la detención de 15 barras de la institución de Victoria, luego liberados, que provocaron incidentes y agresiones en el barrio de Mataderos.
Un total de 15 barras bravas de Tigre que provocaron incidentes en la avenida General Paz el domingo pasado no podrán ingresar a los estadios de fútbol de la provincia de Buenos Aires hasta que la Justicia no se expida sobre sus casos.

Hinchas-Tigres.mp4
La Agencia de Prevención de Violencia en el Deporte (Aprevide), con la firma de su secretario ejecutivo, Juan Manuel Lugones, dictó la resolución a raíz de la detención de 15 barras de la institución de Victoria, luego liberados, que provocaron incidentes y agresiones en el barrio de Mataderos camino al estadio de Lanús, para presenciar el partido válido por la octava fecha del torneo local.

Embed
Los violentos protagonizaron los desmanes cuando descendieron al divisar un grupo de personas (algunas con la camiseta de Nueva Chicago) que compartían un almuerzo cercano a la colectora.

Los sancionados son Ezequiel Navarro (15 años), Santiago Sala (23), Manuel Torres (18), Hernán Fernández (33), Saban Arce (19), Matías Tarca (38), Humberto Sequeira (26), Alejandro Fajardo (30), Hernán Velardez (39), Rodrigo Jerez (30), Ramón Barraza (21), Agustín Montenegro (17), Leonel Sánchez (21), Adrián Leguizamón (25) y Diego Torres (25).

Embed
"Desde nuestro lugar vamos a seguir haciendo todo lo posible para sacar a los delincuentes del fútbol, y para ello contamos con el total respaldo de la gobernadora (María Eugenia) Vidal y del ministro (Cristian) Ritondo. Con nosotros, el que las hace, las paga", señaló Lugones.