Uno de los detenidos por el crimen de Lucía Pérez declaró este miércoles ante la fiscal del caso que no sabe qué ocurrió en la casa de Matías Farías y que él intentó reanimarla junto a otro de los acusados y luego la llevaron a la sala de salud en que murió.
"Intenté salvarle la vida", le dijo Juan Pablo Offidani a la fiscal Andrea Gómez, según el diario 0223. En su relato, el hijo del reconocido escribano de Mar del Plata dijo que acudió a la vivienda del Alfar tras recibir un llamado de Farías. Hasta allí fue acompañado por Alejandro Maciel, que declarará este jueves ante la fiscal.

Cuando ingresaron a la vivienda se encontraron con la joven descompensada e intentaron reanimarla. Tras algunos intentos, decidieron llevarla al centro de salud de Playa Serena. "Según dijo, estuvo menos de 20 minutos en la casa", indicaron fuentes de la investigación.

Embed
En ese contexto, advirtieron que si bien dio una declaración exculpatoria, Offidani en todo momento quiso dejar en claro que no tiene conocimiento sobre lo que pasó dentro de la casa. El imputado por violación seguida de muerte declaró algo más de una hora en el primer piso de Tribunales y reconoció que había conocido a la joven el día anterior por intermedio de Farías. Según las primeras hipótesis, los dos imputados vieron a Lucía el viernes a la salida de la escuela.

En una declaración en la que abundó en cuestiones personales de escaso interés para la causa, Offidani dijo que conoce a Maciel desde hace veinte años y que empezó a tener un trato más fluído con Farías desde 2009.

El papá y el hermano de Lucía se acercaron hasta la fiscalía, a la espera de tener novedades acerca del avance de la investigación. En esa reunión Gómez les explicó que están dentro de los plazos lógicos para completar las medidas solicitadas y pedir la prisión preventiva. Según confirmaron las fuentes judiciales consultadas por este medio les dio la tranquilidad de que la abogada particular tendrá acceso a las partes del expediente que estime necesaria.