Volkswagen readecuó la gama del mediano Vento con cambios en las opciones mecánicas de su oferta. Con las entradas y salidas de motorizaciones, a partir de ahora sólo habrá disponibles motores turbo alimentados.
Lo más significativo es la aparición del propulsor naftero 1.4 litro con 150 CV de potencia y un torque de 255 Nm, que se puede asociar a caja manual de seis marchas o la automática DSG de doble embrague de siete marchas.

Nota Relacionada: El paso a paso de un auto
Este motor reemplaza al anterior 2.5 de 170 CV y se utiliza en otros modelos de Volkswagen. Así, la marca alemana apunta a mejorar el consumo de combustible con menos cilindrada.

Los cambios en la oferta del Vento tiene otro capítulo. Al 2.5 mencionado se suman otros dos motores que pasan a mejor vida: el naftero 2.0 de 115 CV y el diésel 2.0 TDI de 110 CV.

Embed
El que sí se mantiene es el más potente, el que equipa la versión deportiva Vento GLI, presentado este año: el 2.0 TSI de 211 CV, con transmisión automática DSG de seis marchas.

Importado desde México, el mediano de Volkswagen, además de GLI, tiene dos niveles de equipamiento: Comfortline y Highline. Con la nueva configuración de la gama, los precios van entonces desde los $427 mil a los $595 mil que cuesta la variante más equipada GLI.