Dimensiones reducidas, equipamiento y calidad acorde a su segmento y buenas prestaciones en el tránsito urbano sintetizan a este nuevo modelo.
1) Ante un tránsito cada vez más difícil, las automotrices han apostado a multiplicar la oferta de vehículos chicos. Pero muchas veces lo han hecho de manera conceptual y no tan real en la práctica. No siempre las dimensiones de esos modelos acompañaron esa idea por las exigencias de un consumidor argentino que siempre requiere espacio. Por eso, quedaron lejos de ser un verdadero citycar. El Fiat Mobi apunta a ser un chico de verdad por donde se lo mire.

2) Como referencia se puede tomar, sin duda, al Fiat Uno. El Mobi es 20 cm más corto, la distancia entre ejes es 8 cm menor y el baúl tiene 55 litros menos de capacidad.

3) El diseño es moderno y simpático. El frente está definido por una trompa con mucha fuerza, faro de gran tamaño y una parrilla importante. en los laterales se destacan unos pasarruedas bien marcados y una cintura alta. El portón trasero es totalmente vidriado dividido en dos partes horizontales, una de cristal transparente y la inferior de color negro.

Embed
4) El interior tiene reminiscencias del Uno. Todo apunta a la simpleza con una calidad acorde a un auto de bajo precio. Eso es lo que hay que tener en cuenta ya que hay algunos faltantes, como la pantalla táctil, que hoy ya forma parte de nuestras vidas. El volante sólo regula en altura pero la posición de manejo es cómoda. Las plazas traseras son reducidas. Pensadas para un uso de ciudad en la que la mayor parte del tiempo transporta a una o a dos personas. No para plan familiar ni grupo de amigos. La visibilidad por las lunetas trasera es un tanto limitada.

5) Está equipado con un motor 1.0 Fire Evo de cuatro cilindros.

6) Como es de esperar, en un modelo pensado desde sus dimensiones para la ciudad, su comportamiento urbano es acorde. De buena reacción y muy ágil para sortear los desafíos de un tránsito convulsionado. Las primeras marchas cortas ayudan a lograr esa respuesta.

Embed
7) Dos puntos que benefician su manejo urbano. La dirección es liviana, lo que permite escurrirse entre los demás vehículos sin esfuerzo. La suspensión tiene la blandura suficiente como para circular sin problema por las difíciles calles porteñas.

8) Es un auto pensado para la ciudad por lo que la ruta es un hábitat en la que pasará la menor parte del tiempo. Sin embargo, su comportamiento es satisfactorio con buen confort de marcha y una insonorización satisfactorias. En las maniobras de sobrepaso hay que tomar recaudos y buscar una marcha inferior para lograr una buena respuesta y no llevarse sorpresas.

9) El consumo es reducido. Menos de 8 l/100 km en la ciudad y 6 l/100km si se circula a 90km/h.

10) En cuanto al equipamiento, la versión Easy Top cuenta con pack eléctrico, apertura a distancia, comando satelital, doble airbag, ABS y anclajes Isofix, entre otros. Su precio es de $208.900, competitivo para el mercado local. Cuenta con 3 años de garantía.