Mercedes-Benz reveló en Suecia el modelo conceptual de su primera pick mediana que llevará el nombre de Clase X y que se comenzará a fabricar desde el segundo semestre de 2018 en la provincia de Córdoba.
La presentación del prototipo del que será el modelo comercial definitivo se realizó en la ciudad de Estocolmo, donde se confirmó que el lanzamiento al mercado europeo de la Clase X será a finales de 2017.

La pick-up se fabricará a través de un joint venture con la alianza Renault-Nissan, lo que en su capítulo argentino demandará una inversión de 600 millones de dólares. El proceso de readecuación de la planta cordobesa de Renault en Santa Isabel permitirá la producción en primer lugar la Nissan NP300 Frontier, posteriormente de la Renault Alaskan y finalmente el modelo de Daimler.

De esta manera, la producción para el mercado europeo, australiano y sudafricano dará comienzo en 2017 en la planta de Nissan en Barcelona, España. Mientras que la Clase X para el mercado latinoamericano se fabricará a partir de 2018 en la planta de Córdoba.

La producción de la Clase X es parte de la cooperación estratégica existente desde hace seis años entre Daimler AG y la alianza Renault-Nissan. La automotriz alemana resaltó que la pick-up convertirá a Mercedes-Benz en la primera marca premium en ingresar a este segmento.