Tres personas murieron y un menor resultó herido de bala el martes en dos ataques perpetrados en ciudad de México por dos hombres armados que, según diversos testigos, usaban máscaras de payaso e iban subidos a una moto.
Según fuentes policiales, el primer ataque tuvo lugar alrededor de las 20, cuando los presuntos asesinos abrieron fuego contra los ocupantes de un taxi. Uno de ellos falleció en el acto, y el segundo lo hizo antes de llegar al hospital.

Minutos después, y a tan solo unas manzanas de distancia, los atacantes dispararon contra un adulto y su hijo, que se encontraban en la calle pidiendo caramelos, tradición típica durante la noche de Halloween. El padre perdió la vida al evitar con su cuerpo que el menor, de 11 años, fuese alcanzado por las balas. Sin embargo, uno de los proyectiles le impactó en el cuello, por lo que continúa hospitalizado.

Embed
Según la Policía, todavía no existen evidencias de que el segundo ataque tuviese a los "payasos" como responsables, aunque varios testigos aseguran que dos sujetos a bordo de una moto, con una máscara blanca y una negra, respectivamente, dispararon contra padre e hijo.

En México, las detenciones relacionadas con los disfraces de payasos que se popularizaron alrededor del mundo se cuentan por decenas. Aunque la mayoría no pasan de incidentes menores, algunos tuvieron relación con actos vandálicos y robos.